Sobre mi

Ana Ribagorda

Ana Ribagorda

A través del color

creo la forma

y a través de la forma

surge la ilusión

“Ahora a mis cincuenta…”
Ahora a mis cincuenta ya no juzgo,… pinto.
Ahora a mis cincuenta ya no maldigo,… pinto.
Ahora a mis cincuenta estoy más diluida.
Me acompaño desde fuera, soy menos cuerpo y más presencia.
Tengo poco que decir porque ya gasté muchas palabras,…
Prefiero reír porque sí, con cualquier tontería,…
llorar porque sí,… porque me creo los dramas
y observar la vida, que ya la llevo desgastada.
Ahora a mis cincuenta…
Cuando camino,…me pienso.
Cuando miro,… veo.
Cuando oigo,…  aparto los ruidos y escucho la energía.
Si estoy es porque quiero
y si no… me marcho y hasta luego.
Ahora a mis cincuenta,
de cada cosa exprimo el jugo
y juego a que comprendo …
Si algo he aprendido,
es que somos “uno solo” con diferencias aparentes,
colores de un barniz
que todos vamos lijando
con el paso de los años
hasta quedar bien pulidos
con los poros abiertos y el olor a madera.
Ahora a mis cincuenta le pido a la vida
que convierta mi madera en banco
me ancle en la montaña y que pase así otro tanto …
Cuando llegan los cincuenta
te das cuenta de que,
al fin y al cabo,
esta vida no es para tanto!